Actuación

Lo único que veía eran miles de ojos iluminándola como faroles, todos a la espera de su actuación. Sentía nervios, era su primera vez. Había practicado miles de veces, así como también a controlar su ansiedad y calmarse a la hora de actuar frente a una gran concurrencia. La hora de los ejercicios ya pasaron. Debía olvidarse de los pensamientos ajenos. Ella debía dominar el escenario, al público. Se concentró y, pronto, esos ojos se convirtieron en pequeñas estrellas que iluminarían su camino. Aclaró la mente y respiró hondo. Luego, empezó a recitar “Volverán las oscuras golondrinas”, continuando con un “De Francia partió la niña” y finalizando con un “Y yo que me la llevé al río”. Cuando terminó, cerró los ojos y saludó al público con una reverencia. Los aplausos le hicieron levantar la cabeza. Aquellos ojos aparecían y desaparecían con los movimientos de las manos, acompañadas de felicitaciones y una profunda admiración. Ella, entonces, volvió a saludar con una reverencia y, con pasos más ligeros de los que tenía cuando entró al escenario, se dirigió hacia el camerino a tomar agua y soltar una risa de victoria.

Anuncios

Acerca de Marisol F.R.

Artes visuales, dibujo, pintura, ilustración, videos y mucho más
Esta entrada fue publicada en Microcuentos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s