Dilema del limpiador

Un querido grupo de amigos me comentó, un buen día, sobre lo que sucedió en un museo de algún país europeo. No me acuerdo si era en Alemania, o España, o qué se yo. Bueno, pero de que ocurrió en Europa, ocurrió ahí XDXDXD
Resulta que, un día, un artista quería presentar su última obra de arte. Esta consistía en una instalación que, prácticamente, eran pedazos de papel diario y otras cosas más. Pues bien, una noche antes, el limpiador lo confundió con basura y barrió esa gran obra de arte, digna de elogios de críticos, artistas y estudiosos del ámbito artístico. Por lo tanto, tanto el artista, como los directores del museo, los críticos y demás yerba se alarmaron porque dicha instalación desapareció. Preguntaron al servicio de limpieza si, de casualidad, no vieron aquellas piezas claves ser trasladadas por alguien en algún otro sitio. El limpiador, entonces, confiesa que lo confundió con basura y lo arrojó en el sitio donde normalmente se pone a la basura… CUAC XD
Si, sé lo que piensan. Lo que para unos pocos es una instalación, obra de arte y demás elogios, para el resto es basura. Son un montón de cachivaches o utensilios que, si lo encuentras por la calle, esperarás a que venga el recolector de basura o los recicladores a recogerlos. Pero si los encontras en un museo moderno, nacional o cualquier otro museo, entonces ya se convierte en una obra de arte… siempre y cuando tenga un significado y las justificaciones debidas para ser considerada un arte. ¿A quién se le puede ocurrir que una rueda de bicicleta pueda ser un arte? ¿O la tapa de un inodoro? ¿O un par de zapatos con pedacitos de pulpo pudriendose de a poco por la interperie? Todo esto es arte y seguirá siendo arte hasta que se impongan otros conceptos en el futuro y los desechen como tal.
Por cierto… ¿Quieren saber cómo terminó la historia? La verdad, nadie me supo decir si el artista consiguió recuperar sus periódicos, o  suspendió definitivamente su exposición. Lo único que me dijeron es que, al final, los directores de dicho museo colgaron un cartel, dirigido a la sección de servicio, que la próxima vez, antes de realizar la limpieza, que se fijen si lo que está en exposición posee una cinta o un cartelito que diga “OBRA DE ARTE”. Si no tiene dichos indicadores, entonces pueden realizar sus quehaceres sin mayor drama.

 

Nota: relato y dibujo posteados originalmente en http://filosofiadivague.blogspot.com/ blog de mi autoría.

Anuncios

Acerca de Marisol F.R.

Artes visuales, dibujo, pintura, ilustración, videos y mucho más
Esta entrada fue publicada en cotidiano y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s